“¡Más madera!”

Esta nueva entrada la dedicaré a rememorar las citas de uno de los más grandes personajes que haya dado jamás la comedia y el cine. Para aquellos que conozcáis su obra (y a sus hermanos, me atrevería a decir), tan sólo con el título os habrá bastado.

Efectivamente. Hoy hablaremos de Julius Henry Marx, más conocido como Groucho Marx. Nos encontramos ante un genio sin precedentes y sin parangón. Irreverente, ingenioso, agudo, cínico y, muy a menudo, tal vez demasiado a menudo, políticamente incorrecto. Para mí, uno de los mejores humoristas de la historia.

¿Por qué hablaremos de Groucho? Porque nos ha dejado frases memorables que, bajo ninguna condición, pueden caer en el olvido. Aparentemente se puede juzgar el absurdo, latente en su obra y en sus comentarios, pero lo cierto es que se trataba de un hombre profundamente reflexivo y rotundamente inteligente. Una mente tan maravillosa como perversa capaz de despegar a una velocidad de vértigo generando comentarios tan geniales como sugerentes, hirientes y transgresores.

A continuación os dejo algunas de las frases que el genio nos dejó y que en cierto modo han definido mi modo de ver y entender no sólo el humor sino la vida misma.

–       “¿A quien va usted a creer, a mí o a sus propios ojos?”

Esta primera cita encierra mayor complejidad de lo que en un principio se podría pensar. Aunque ya la conocía, me sorprendió su mención académica en una asignatura sobre significación de imagen. Me encanta por varias razones: por un lado representa y ejemplifica el despotismo y la desfachatez de un personaje completamente imprevisible y, por otra parte, manifiesta un hecho digno de estudio. La percepción del ser humano no es algo veraz e indiscutible. Nos permite reflexionar sobre el ver y el sentir como dos términos dicotómicos fuertemente vinculados y presentes, aún más si cabe, en una sociedad marcada por la imagen.

–       “El matrimonio es la principal causa de divorcio”

Interesante reflexión sobre un problema contemplado hasta por la sociología y la antropología. Tal vez no se debería cuestionar los motivos del divorcio sino los del matrimonio. Genial broma que extrapola un problema social mayor, vagamente contemplado.

–       “Jamás aceptaría pertenecer a un club que me admitiera a mí como socio”

Ésta la conocí gracias a mi padre, seguramente el instigador de mi admiración por Groucho. Me gusta porque demuestra la autocrítica y evidencia la necesidad de reírse de uno mismo.

–       “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después remedios equivocados”

A pesar de no ser una de mis citas favoritas la incluyo por varias razones. Nos encontramos ante una revisión crítica de la política, su gestión y desarrollo. Creo que como futuros técnicos de Relaciones Públicas, quién sabe si en política, tenemos la obligación de conocerla y tratar de quitarle la razón.

–       “El secreto de la vida es la honestidad y el juego limpio, si puedes simular eso, lo has conseguido”

Esta cita nos demuestra la sapiencia de su emisor y está presente en la mayoría de las páginas, libros y recogidos sobre Groucho. Me gusta porque supone una dura crítica a la sociedad capitalista que imperaba e impera en nuestro planeta. Por otra parte, me parece una buena revisión de una máxima presente en un libro escrito medio milenio antes. Estamos ante un precepto maquiavélico,  presente en “El Príncipe”, donde lo verdaderamente importante no es poseer unos valores sino aparentarlos. Conocimiento, crítica e ingenio.

–       “¿No es usted la señorita Smith, hija del banquero multimillonario Smith? ¿no? Perdone, por un momento pensé que me había enamorado de usted”

Es un claro ejemplo del personaje creado por Groucho. En cierto modo creo que supone, de nuevo, una crítica a la sociedad en la que le tocó vivir. El interés económico por encima de todo, incluido el amor. Me gusta porque es grosera e irreverente a la vez que divertida y punzante. Me trae a la mente aquella maravillosa escena en la que Groucho cortejaba a Margaret Dumont, interesándose especialmente en su fortuna y excusándose diciendo “No ve que estoy tratando de decirle que la quiero”.

Finalmente, quisiera dejaros un enlace. En él vemos a un anciano Groucho acudiendo a una entrevista con Bill Cosby. Un octogenario todavía ingenioso y mordaz capaz de destrozar (dialécticamente) a cualquiera.

 

Espero que os haya gustado.

Aaron Calatayud

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s