Análisis del rap

En esta entrada vamos a tratar uno de los elementos integrantes del arte callejero. Hoy comentamos el rap, un ingrediente que, aunque no sostenido en un soporte físico, es básico para comprender bien la cultura callejera.

En esta sección vamos a analizar una pieza llamada Droga pura sin cortar creada por los Violadores del verso. El objetivo es darnos cuenta como los creadores de canciones rap se sirven a menudo de figuras retóricas en sus batallas cantadas. Su uso tiene por finalidad conseguir un mejor “flow”, es decir, tener un mejor resultado gracias a estructuras ingeniosas y así poder captar la atención del oyente.

Así también es importante ser conscientes como la cultura rap no es para nada poco premeditada. Para dar un botón como muestra ejemplificamos algunas figuras retóricas que se encuentran enmascaradas dentro de uno de estos diamantes en bruto.

  •   Figuras fonéticas 

1. Encontramos ejemplos de aliteración de fonemas como /s/ y los nasales /m/ y /n/:
“Y es que no sé, no sé, no tienen letras que respalden tanta pose, 

Los dejo en boxes, no me tosen.”

O sonidos menos comunes, pero que atraen al oyente por su originalidad y a veces por su brusquedad. En este ejemplo podrían ser los fonemas vocálicos /u/ y /o/:

“Ahora ves el tuyo orgullo engullo crudo como el sushi.”

2. Un paso más allá en la repetición de fonemas encontramos el homotéleuton, que también podemos definir como rima interna:

“Rapero, trapero, canelo que no conectas.”

  • Figuras sintácticas

3. Hipérbaton.

“Posesión de un canon exclusivo es mi ventaja.”

4. Anadiplosis. Gracias a que la palabra repetida no va al comienzo de versos sucesivos, sino al final de uno y al inicio del siguiente se consigue una mayor cohesión en la composición:

“Y palabras duras, así es como vengo,

vengo montao en un Gran Jeep.”

  • Figuras semánticas

5. Un ejemplo de alegoría en el que el MC iguala sus letras a las recetas de cocina:

“No te hagas cruces por saber mi poción,

traigo emoción al punto de cocción,

alta cocina de rima, convierto raps en gelatina,

pasto de letrinas, no te imaginas.”

6. Uno de los ejes de la cultura hip-hop es la búsqueda de la preeminencia mediante la autoafirmación. Las letras de las canciones de rap están cargadas de referencias a la calidad del rapeo propio y a la superioridad de éste sobre el del resto de MCs. Una manera muy eficaz de lograr esta exaltación del yo es mediante la exageración extrema, mecanismo que en retórica se conoce como hipérbole. Veamos varios casos de la descripción superlativa de las cualidades del MC:

“Podéis llamar a esto la era Kase.O.”

7. Paradoja. Con ella el escritor presenta una afirmación contraria a la lógica, con lo que logra atraer una vez más la atención del lector, oyente en el caso del rap, ante el inesperado quiebro de sentido que se produce en el verso:

“Tras un lustro matando tu hambre con hambre.”

En última instancia es interesante comentar que el uso de cada uno de los rasgos esenciales del rap tiene una continua finalidad apelativa que el MC realiza al oyente en sus letras. Se trata pues de un género muy diferente al resto ya que tiene mucho más en cuenta al receptor que por ejemplo el rock o el pop. Así es bueno apuntar que este receptor puede ser de dos tipos muy diferentes.

Si el MC se dirige al público oyente normal, su actitud será de complicidad con él, para, mediante una especie de captatio benevolentiae, convencerle de que es el mejor rapeando.

Cuando el MC se dirige a otro rapero, su actitud adquiere tintas más beligerantes, puesto que tiene que demostrar que es el mejor en la competición implícita que subyace a todo rap, y lo hace no sólo mediante el ingenio propio sinó también con la ridiculización del contrario. La mayoría de las veces este enemigo no es un MC concreto, sino un arquetipo que agrupa a todos los malos raperos, o “toyacos” en el argot del hip-hop.

A modo de conclusión vemos por ejemplo cuan importante es el uso de figuras semánticas, sintácticas y fonéticas. Su uso en el rap viene determinado de nuevo por la búsqueda del ingenio para poder sorprender y captar al oyente, mediante un lenguaje llevado a un nivel diferente al cotidiano.

Amàlia-Blanca Plana Ruiz

Violadores del verso. Droga dura sin cortar

http://www.youtube.com/watch?v=19FfZXY-5ds

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s